martes, 13 de abril de 2010

Eblus ha vuelto

Temblad, porque el diablo más vengativo ha regresado...

Hace unos años una amiga me prestó un libro. Miré la portada con recelo. “No será de miedo, ¿verdad?” “Emmm, no” contestó “no da miedo, peroooooo… bueno, tú léetelo”. Un poco mosqueada, la hice caso.

Empecé a leer convencidísima de que iba a tener que dejarlo, porque no soy capaz de leer libros de miedo (soy una cagueta, sigh). Pero terminé el primer capítulo… Y los ojos me hacían chiribitas. “¡Pero que bueno!”, pensé, y entendí porque mi amiga dijo “no da miedo, pero…” y es que no daba miedo, pero te dejaba con una acuciante sensación de inquietud recorriéndote la columna…


"Teme la oscuridad...". Ya te digo.

Os hablo de El Dueño de las Sombras de Care Santos, autora a la que conocí gracias a este libro, que cuenta la historia de Natalia Albás, una chica que de pequeña desapareció en la montaña. La encontraron solo unos días después, pero estaba más alta y su pelo había crecido… Siendo adolescente Natalia no recuerda nada de aquello, pero la repentina y misteriosa desaparición de su hermana sacará a relucir la extraña maldición que persigue a su familia.

El libro, escrito de manera sencilla, intensa e inquietante, se divide en tres partes: la primera cuenta la historia de Natalia (fría, calculadora, pérfida, sexy… Mala, muy muy mala), y los hechos que rodean la desaparición de su hermana. Una narración oscura, un ambiente agobiante… Y la sensación de que nada puede acabar bien. La segunda narra la maldición y sus consecuencias para todas las mujeres (y algún que otro hombre) de la familia Albás. Aunque parezca increíble, la historia de cada mujer tiene la alucinante capacidad de acabar peor que la anterior. El agobio crece, al ver como todo intento de huir de la maldición es destruido sin esperanza y sin remisión, no hay escapatoria. Completamente desesperante y absolutamente atrapante. Por último, la tercera nos cuenta la historia del diablo Eblus, estrechamente relacionado con la maldición y con Natalia (y no digo más que spoileo).

El libro me encantó y al mismo tiempo no me gustó. Me explico. La trama atrapa, no puedes dejar de leer, y me sorprendió el carácter de todos sus personajes. Es una de las pocas historias que he leído donde los buenos escasean. ¡Las tías son (casi) todas unas perras! Empezando por Natalia, que es mala hasta decir basta… No malota, no tiene un fondo adorable con el que identificarte, ni hablar. La mala pécora es diabólica y eso es precisamente lo que la hace tan interesante. Y las que no son malas son bobas, como los hombres de la historia (ejem: Bernal, mira que es tonto y sosainas el tío), que no saben donde se han metido, los pobres. Lo malo es que aunque tiene una trama y unos personajes fascinantes, me aburrió un poco al final (la parte de Eblus se me hizo un pelín pesada, a pesar de que Eblus como personaje es de lo mejorcito del libro. Recuerda un poco al Bartimeo de Jonathan Stroud, solo que sin su carácter afable; Eblus es malvado, cruel y oscuro), sobre todo por lo brusco del cambio de las partes, que no se continúan; y me cabreó mucho el hecho de que ¡no tiene final!

“¡Eh! ¿Pero que timo es este?” le recriminé a mi amiga, pobriña, que culpa tendría ella, “¡Si no acaba!”. Ella se encogió de hombros con resignación y me dijo “Lo sé”. Casi le faltó darme un par de palmaditas en la espalda para consolar mi frustración. ¡Termina donde empieza lo bueno, maldita sea!

Yo ya la había olvidado, había relegado la historia al rinconcito de “novelas cojonudas que acaban siendo decepcionantes”, y entonces de repente me encuentro con esta portada.


Disculpad el arreglo chusco, la portada y la contraportada tenían tamaños diferentes y tuve que hace un cutre-apaño.

“Jummm, un diablo… ¿Natalia? Ese nombre me suena… ¿No será…? No puede ser. ¡Sí, sí es!”. Y es que por fin podremos tener la continuación de esta interesantísima historia. Y al parecer, comienza donde lo dejamos: resulta que el diablo Eblus se ha enamorado de Natalia, una humana ni más ni menos. Claro, con lo mala que es la cacho z… la tipa esta, pues normal que un demonio caiga rendidito a sus pies.

¿Queréis una historia qué no os dé tregua? ¿Qué os corte la respiración? ¿Qué consiga que echéis de menos los finales absurdamente felices? ¿Cuyos personajes sean malignos a más no poder y que consiga que los malos de toda la vida parezcan peluches adorables al lado de los protagonistas que se nos plantan aquí? Es lo que encontraréis en El Dueño de las Sombras y lo que ansío encontrar en Crypta.

P.D.: Crypta será publicado el 11 de Mayo por la editorial Espasa.
P.D.2: La portada, la contraportada y la información sobre la publicación las he encontrado en el blog No solo para adultos.
P.D.3: Por favor, disculpad cualquier error que pueda haber sobre el argumento de El Dueño de las Sombras. Lo leí hace mucho y puede que halla olvidado detalles.

6 comentarios:

Elwen dijo...

No conocía el primer libro y cuando Crypta empezó a surgir por la blogosfera me llamó la atención y alguien (posiblemente tú) mencionó que era una segunda parte. Ahora me temo que el problema pueda estar en conseguir El Dueño de las Sombras pero apuntado queda a ver si por alguna parte aparece.

Rogue Lily dijo...

Sí, igual ahora está más difícil encontrar la primera parte, pero merece la pena, ahora yo tambien la estoy buscando para poder tener los dos libros.

Leyna dijo...

Me has dado ganas de leer libro, voy a buscarle ^^ ¡Gracias!

Un abrazo =)

Pedro dijo...

Una ves entre en una libreria y lei la reseña de ese libro y me parecio excelente, lo lei y creo que a sido el mejor libro que me he leido aunque... concuerdo contigo con lo del final. Bueno, pasaron unos meses (lo lei en vacaciones) y en la clase de lenguaje nos pidieron que hagamos un trabajo de algun libro que hayamos leido, sin dudar elegi este y buscando en google "Eblus" para ver si habia algun dibujo de la cara o algo asi me encuentro con esto y wuaaa!!! tengo que leerlo. Asi que ahora estoy esperando Crypta y el 4to de Eragon :)

Rogue Lily dijo...

Leyna: seguro que no te arrepentirás, está genial ;)

Pedro: por suerte, ya queda poquito para Crypta ^^ Para el cuarto de Eragon me temo que queda bastante más...

Anónimo dijo...

Si eres de México, lo encuentras en la libreria Porrua, puedes ir a la que esta en el Centro Histórico o pedir por internet (pagando con tarjeta o deposito) facilito, facilito.
De verdad si pueden busquenlo, yo pienso escanearlo, pero creo que me voy a tardar mucho.